Breve historia del patito tragado por la llanta de la carriola de mi hija en una tarde de invierno…

Aquí la anécdota que me conmovió enormemente…

se las comparto un poco por mi, un poco para que no quede en el olvido….

Paris

Fuimos de pisa y corre a París, esa, la ciudad de las luces que tanto nos hace suspirar…. Como antecedente les platico que la carriola que llevábamos le hace falta un poco de aceite, por lo que hace un ruidito cadencioso como si hubiéramos atropellado a un pato y siguiera en la rueda haciendo pío pío… El caso es que entre la noche que nos alcanzaba, las luces de la ciudad, el frío que se mezclaba con ese calorcito navideño en buena compañía y el va y ven de pato tragado por la llanta de la carriola, me di cuenta que al pasar por los árboles se iban despertando los pajaritos de la ciudad y le contestaban al pato de la rueda cada vez que esté hacia pío pío …. y bueno ahora retrocediendo en el tiempo creo que no era pato sino pajarito disfrazado de pato… para mi sorpresa y al ver como los árboles anunciaban a los pajaritos inconformes o sorprendidos por el evento, me preguntaba en lo que estarían diciéndole al ahora pajarito en la llanta de la carriola… ¿Quién sabe?, tal vez un ¿qué haces  despierto? o ¿vas cómodo en la rueda?

Y entonces así terminamos el paseo, con un canto anunciado en cada árbol por las heladas calles de París, unas vacaciones navideñas en buena compañía y un pato (ahora pajarito) en la llanta de la carriola.

¡Feliz Inicio de 2015!

Anuncios

¡Muchas gracias por participar y dejar un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s