Farolito de la calle, oscuridad en tu casa….

d54a4f50e4a969ff185ac1a8f33c6e51

Pues siguiendo con esta historia de la guardería, me llegó un aviso en el que debía llevar una almohada y una cobija para mi hija, ni tarde ni perezosa pregunté que a que se debía…resulta que ahora que mi “bebé” (sigue siendo un bebé), está en la clase de los grandes, y pues debe dormir como los grandes, ¿y eso qué quiere decir, me dije? Aaaaah pues que ahora duerme en una cama sin barrotes, ok, ok pensé, que no cunda el pánico, lo primero que me vino a la mente fue la imagen de mi pequeño terrorcito independiente por toda la casa, por lo menos con los barrotes sabía donde andaba…..no se si esté preparada para semejante independencia, más ahora con el segundo que llega, noooooo, noooooo creo que sea conveniente….la mamá necesita un respiro, aunque sea unos meses más ¿no?

En vez de enseñarle a dormir “como los grandes” mejor que le enseñen a ir al baño, eso es mucho más ventajoso, para todos, en especial para mi…..¡claro! se vale soñar.

El caso es que, fui a buscar una almohada, la más cómoda, la que mejor acunara los sueños de mi pequeñita, una cobertura para ella y claro una cobija que la abrazara recordando el olor de casa, en los mismos tonos, por supuesto, faltaba más…hoy por la mañana visité la clase de los “bebés grandes” (insisto en bebés), y me di cuenta de que en efecto mi pequeñita había crecido, no se en que momento pero lo hizo, me tomó de la mano y fue ella quien nos hizo la visita….resulta que ella misma dice “dodo” para irse a dormir y que la acompañen, se acuesta, cierra sus ojitos y efectivamente dodo….Casi como en casa (tono sarcástico)….

Nos quedan unos cuantos meses de guardería y en septiembre a maternal….es por eso que ahora estamos en búsqueda de la escuela perfecta, es un shock para la pobre madre que no vio pasar el tiempo (seguro que para el papá también, pero es mucho menos estresado), y bueno, en esas estamos….aunque esa es otra historia….pero finalmente habla de cómo de un día a otro volteo y la veo tan cambiada que no se en que momento pasó, me imagino que ese mismo tiempo no pasa por las madres, solo por los hijos, ¡claro!.

¿A qué edad deberían de dormir sin barrotes en casa? ¿quiénes tienen experiencia en esto, cuales fueron sus vivencias? ¿Fue difícil esta etapa? ¿Cuál sería el consejo?

Dulces siestas, sueños, noches y mejores despertares 😉

Anuncios

¡Muchas gracias por participar y dejar un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s