La presentación

d59247af0250622959719dee4273aa53

¿Mi hija y su hermanito?, primeros encuentros difíciles, muy difíciles, ahora ya lo va aceptando y le ha tomado cariño, con un poco de recelo pero al final del día ya empieza a existir una empatía.

El primer día, decidimos pasarlo únicamente con ella y el bebé, de manera que tuviéramos nuestro momento en familia y hacer las presentaciones adecuadas.

Ella llegó contenta a ver a mamá, solamente que cuando vio que había un tercero en el cuarto aunque fuera pequeñito ya le había cambiado la cara, aun así el bebé le había traído un regalo, mismo que ella abrió con mucha emoción y cuidado, quedó contenta con el paquetito pero me miraba de reojo y un poco de recelo.

Estuvo un poco difícil pero nada del otro mundo, ya el amor a la mamá había cambiado por un te ignoro y prefiero a papá que tiene las manos libres y él me carga y me toma en sus brazos y hasta me saca a dar la vuelta.

Si puedo decir algo a mi favor, creo que no se sentía tan bien, los últimos días había tenido fiebre y torturado un poco a la abuela, así que la mezcla de todo igual era eso y no un odio rotundo a su madre.

Más tarde llegaron los abuelos, mi hija ya más tranquila y un poco relajada les enseñó el cuarto y los alrededores, después se fue a comer con el papá y el abuelo, que aunque no comió casi nada fue un momento para ella sola lejos del pequeño demonio que había salido de quien sabe donde y se posaba sobre mamá.

Antes de irse tuve un rayito de Sol y mi recompensa fue un breve besito y un adiós con su manita, el bebé un mini beso receloso pero un beso al fin y al cabo sugerido por ella misma (ufff que dicha)….antes de irse, ya en la puerta le pregunté ¿te gusta el bebé? La respuesta rotunda con un exacto tono bien articulado fue “¡NO!” y con eso terminaron las presentaciones.

Al otro día vino unos ratito, tratamos de que viniera pero no por mucho tiempo, pues se aburría y finalmente un hospital no es el mejor lugar para traer un bebé de dos años casi. Esta vez, venía más contenta, vio al bebé y no hubo tanto pancho, hasta decía “bebé dodo” (bebé duerme), le buscó un chupón y hasta le ofreció un chocolate, no es que la relación sea de los mejores amigos del mundo, pero hoy a ocho días, puedo decir que lo va aceptando, va entendiendo que llegó para quedarse y que su mamá un poco convaleciente la adora y hace todo lo posible por estar con ella.

Lo que he hecho entre otras cosas es explicarle que no puedo cargarla pero que puedo abrazarla, que es su hermanito pero que ella es la bebé de mamá, la bebé grande y hermosa de mamá, empezaremos con las fotos de ella cuando era más pequeña para que vea que ella también pasó por eso…en fin algunas actividades solamente entre ella y yo y espero que pronto podamos regresar a lo que era antes, e integrar al hermanito por intervalos.

Mi hija es muy cariñosa (cuando quiere) y trata (aunque le cuesta trabajo) de hacerle una especie de cariñitos al hermanito, claro que de un momento a otro cambia radicalmente cual bipolar y odia a todo el que esté a menos de un metro del bebé y lo castiga de distintas maneras, no como, no te hago caso, No no noooooooooo, en fin cada día es un progreso, pequeño pero al final progreso.

Lo que más me ha costado es la poca movilidad que tengo después de la cirugía, quisiera estar más presente para mi familia, mi nueva familia de 4, es lo que más me ha costado trabajo en estos primeros días de bimadre, por el resto estoy encantada, todavía en las nubes y babeando por mis hijos, ¿qué les puede decir una madre orgullosa?

¿Ustedes han pasado por esto? ¿Cómo hicieron para no crear tanto conflicto entre hermanos?

Anuncios

3 pensamientos en “La presentación

  1. ainssssssss qué de recuerdos me han venido!!!!!!!!! Mi mayor fue a conocer a su hermanita después de dos días sin verme (rompí la bolsa pero no me puse de parto, se alargó la cosa y la pequeña nació a la segunda noche… vamos… un sinvivir). Estábamos solos en la habitación y le recibí sentada sin tener a la peque en brazos. Él llegó me abrazó y enseguida quiso ver a la bebe, se asomó vio que era muy pequeña y en cuanto le dimos el regalito se olvidó de ella. Eso sí, cada vez que venía alguien a la habitación les enseñaba dónde estaba su hermanita. Ya en casa le explicamos que mamá tenía que coger a la bebe para darla de comer y porque no sabía andar y también hicimos lo de las fotos para que viera que con él fue igual y bueno… lo entendió de perlas y en cuanto lloraba me llamaba para que fuera a cogerlo. Luego…de más mayores… han venido los celillos pero.. por los dos… ella de él y él de ella… lo normal 😉 Un besazo guapísima

    Le gusta a 1 persona

    • Nosotros hemos tenido días buenos y malos pero ahora ya pasa mas tiempo conmigo, el bebe le gusta aunque hay veces que hace cras pero aun así le da besitos y se sienta a mi lado, poco a poco nos volvemos a encontrar aunque ando arensiva con eso de la cirugía creo que ya va mejor 🙂 bebe por lapsos al cuarto buscando al bebe y sí, efectivamente les enseña a todos y hablar del bebe Ufff! Ya mejora la cosa y yo pr mi parte respiro un poquito mas tranquila 🙂
      Muchas gracias por escribir! De verdad que tenemos un café pendiente!

      Le gusta a 1 persona

¡Muchas gracias por participar y dejar un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s