Hermosas y sexy

551aaa992673945d947158a52a65f94a

La maternidad vista y re-vista un millón de veces, kilos entre el embarazo y la lactancia….más kilos entre el no dormir y comer lo que sea con tal de ganar unos cuantos minutos de sueño…más kilos solamente de pensar en hacer (algún día una dieta)….volteamos y nuestros años felices con una cinturita de avispa y talla 3 en jeans son casi como una historia fantástica de esas que se cuentan a los niños antes de dormir, o mejor aún, una de tantas de las de 150 palabras.

En mi primer embarazo, subí algo más de lo presupuestado, creo que en gran parte fue por la alegría de esperar un bebé, (ya saben que las alegrías también son muy calóricas). No me preocupé mucho por el después pues si bien te dicen que en el parto pierdes un buen de kilos y otro tanto con la lactancia, así que ¿para qué preocuparse de antemano por eso? Efectivamente fue cierto, después del parto perdí bastante y con la lactancia mientras mi pequeña ganaba en peso, yo lo perdía, pero sorpresa, que en un momento ya no pasa nada, una se estanca y acumula fuerzas (siempre en el cabús) para darle lo mejor al bebé, así que me dije, una vez más grande la pequeña, y que ya ande comiendo de todo, haré la “operación Gym” o me iré a correr aprovechando los bellos paisajes de mi pueblito ¿Qué si lo hice? ¡Claro que sí! (2 veces), después ya con el trabajo, bebé en casa y los nervios a flor de piel pues el estrés hizo lo suyo y volvía a mi talla, o algo parecido.

Este segundo embarazo, pues no subí tanto, un poco por las nauseas, (que pensé que me moría y de paso me iba por el WC) y otro tanto por mi querida diabetes control de peso (marca patentada). Aquí ya no iba con la ilusión de perder los kilos ganados, ni me dio tiempo de pensar en eso, (clara diferencia entre uno y dos hijos en casa). Ya lo perdido y lo ganado pues ahí estaban y si hay más perdido ya todo es ganancia en esta vida, lo que sí es que el día en que una puede empezar a moverse como Dios manda y querer salir o ver a los amigos, empieza el conflicto, ¡la culpa lo tienen los jeans! Estos se encogen con el paso de los días post parto, es verídico y comprobado científicamente, casi como los calcetines que desaparecen en la lavadora.

Es en este momento cuando me detengo en seco y rechinando llantas y me digo a mi misma: Mi misma, dejemos pasar un poco de tiempo y una vez con movilidad restaurada, nos ponemos en práctica con los propósitos de nuevo año (ya ni me acordaba) máximo para septiembre pole dance (desde hace mucho que quiero practicarlo) y si el tiempo no lo permite (o los horarios) pues a correr como si el tren se me fuera.

La reflexión a todo esto es que ser madres no es sinónimo de dejarnos al último, ni de perder la clase al vestirse, ni peinarse solo cuando lo amerita….ser madres no es sinónimo de mártir, sino de un sin fin de cosas que no nos sabíamos capaces, esto es el mejor maquillaje, el poder que inspiramos y el amor que brindamos, pero para ser sinceras también hace falta darnos tiempo, ya sea haciendo ejercicio, un baño de espuma de vez en cuando, ir con las amigas, el maravilloso Spa, etc….eso también nos pertenece y sobre todo (como diría mi hermana, ¡Lo merecemos!).

Hablaremos en 6 meses y les contaré los hechos, si sí empecé a cumplir los propósitos de año nuevo o me perdí en el chocolate. Lo que sí es que desde ahora me siento feliz, hermosa y sexy.

¿Ustedes batallaron con cuestiones de peso? ¿les preocupaba su imagen? ¿los odiosos jeans les hicieron sufrir? ¿el gimnasio o ejercicio sigue siendo parte de su vocabulario?.

Anuncios

2 pensamientos en “Hermosas y sexy

  1. Pues mi propósito en bajar todo lo que cogí con las lactancias de mis hijos… sí, sí, yo engordo en la lactancia y cogí una media de 12 kilos por embarazo… así que … imagínate todo lo que tengo que perder pero.. me cuesta tanto… eso sí… de este año no pasa y me pongo a dieta ya… el lunes… con la vuelta al cole de los niños me pongo en serio y a perder…. unos 30 kilos… en 2 años o así.. no estoy loca para hacerlo en menos tiempo pero… lo importante es ponerse en forma y sentirse bien con una misma.. porque últimamente no estoy muy feliz conmigo misma y eso se nota en mi carácter.. se me está avinagrando

    Le gusta a 1 persona

¡Muchas gracias por participar y dejar un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s