Agarrar al toro por los cuernos y no morir en el intento

e234ab127e8ce4b2fab09c4bef4fae03

El primer mes como hermana mayor, una descomposición química, bipolaridad al máximo, y si había pensado en que no eran tan malos los terribles dos, o que me había salvado o que al final no eran tan terribles pues se convirtieron en un ¡Agárrate que ahí te voy!

¿El recuento de los daños? (ahora puedo reírme de los hechos pues ya va pasando pero en su momento ay ay ay!). la abuela creo que hizo un doctorado de paciencia, entre el te amo, besito, ven, juega y pasar al odio, no te hago caso, lloro, no como y volver a empezar….La peor aventura fue en un museo, ahí si que se dio vuelo, tres adultos y no pudieron con un angelito jajaja, llegaron todos exhaustos, y al preguntarle a mi hija ¿te portaste bien? Ella con una sonrisa dijo síiiiiiii, mi mamá solo se limito a decir entre dientes no, no, y mi hermana se fue corriendo a dormir, eso sí mi hija ni chistó para irse a la cama y durmió unas buenas 12 horas de corrido a pierna suelta.

La mejor parte era la madrina dialogando cordura con la buena hija, cuento hasta tres y….. uno…..dos….y mejor se iba….obvio la niña sabía con quien hacer travesuras…

bdeb9f730c590a3d0481348d0a0f970f

Eso sí la hora del juego era la preferida de mi hija con mi hermana y haciéndole un poco de parodia jugaban en su casita de juguete y la ponía en el rincón, ya hasta sabe decir uno, dos, tres….

Las mañanas eran territorio de la abuela, su momento a ellas mientras la casa completa empezaba a despertar y tomar fuerzas. Ahora que no está, le dice mucho “nonna (abuela) ven, ven”….

Creo que al único que se le cuadraba era a su papá y en ocasiones a mi, pues sí, ya sabe que bajo advertencia no hay engaño….de ahí en fuera pues la probada de los límites era su juego favorito, en especial a la hora del paseo ¡ouch!

Por otro lado en este mes de cambios, pues hubo los regalos de las visitas, del nuevo hermano, su cumpleaños, Pascua, en fin ni mandado a hacer, hasta le tocó viaje….Además de sumarle todos los cariños y mimos para compensar los cambios…un terremoto en potencia tomando fuerzas…

Creo que estas vacaciones, los cariños de la familia hicieron su efecto, claro que en sus periodos coquetos era un amor, es un amor…nuestros momentos juntas se afianzan cada vez más y tenemos menos crisis contra el hermano, ahora lo busca mucho, claro que hay que tener cuidado, pues quiere peinarlo, cambiarlo, darle de comer….

Hoy empezamos con la rutina perdida hace semanas, escuela, trabajo y yo con una casa sola con mucho que hacer y poco tiempo, a recobrar fuerzas y empezar a organizar todo….las huelgas de hambre de mi hija empiezas a espaciarse, claro que hemos empezado la acción “esconde los chocolates (toneladas) de Pascua”…la casa se siente vacía pero tengo tanto cariño en estas paredes de todas las visitas, que solo me queda suspirar con una sonrisa y atesorar cada momento.

Anuncios

2 pensamientos en “Agarrar al toro por los cuernos y no morir en el intento

¡Muchas gracias por participar y dejar un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s