Y el día llegó…dos meses después

9df42c4c0dc29b1ac47bd147e44098f0

Pues bueno, sabrán que mi embarazo de mi primer hija, por lo menos ya hablando estrictamente de la presentación (pues todo mundo quería verla), fue un caos, en el sentido que desde que ella dio su primer respiro en este mundo fue un Non stop y desfile de personas, desde las más allegadas hasta las que….pues quién sabe…ya que ni las conocía…desde el hospital hasta la casa siempre gente, día y noche, a todas horas, claro que con sus mejores deseos pero al final tanto ella como yo terminábamos muertas del cansancio y de mal humor (este último era más bien la madre)….

En fin, cuando supe que estaba embarazada por segunda vez, me dije y lo grité al mundo que no iba a haber ni una visita, y cuando digo ni una es ¡CERO!, estuve haciendo campaña durante unos 7 meses y al final ya nadie decía nada, si algo me identifica, es que cuando digo las cosas las cumplo, y soy terca como una mula.

Así que bueno, llegó el día y el pequeño nació, ese primer día fue solo para la hermanita y los abuelos, una hora a lo mucho….ya les he contado la historia en Las novedades al frente, el caso es que las visitas fueron únicamente de la familia y los padrinos, breves y perfectas, ya en casa me di tiempo de disfrutar estos preciosos momentos en compañía de mi familia y decidimos hacer una reunión para presentar al bebé en un par de meses, así que la verdad fue mucho mejor en el sentido de que hicimos un espacio único para nosotros cuatro, ayudamos a nuestra hija (en manera de lo posible) a aceptar y entender la llegada del bebé.

Justos dos meses después, organizamos una reunión, tranquila en casa, yo menos estresada, con mejor movilidad y sobre todo con las ganas de pasar ahora sí un momento con los amigos. Tuvimos suerte del clima así que hicimos unas brochetas al carbón, pero sobre todo nos pusimos al corriente de los grandes sucesos en estos dos meses.

Para nuestros invitados, dimos un pequeño recuerdito, en estos días les muestro exactamente que fue, la idea es simple, pero creo que es un buen detalle, más que nada simbólico, una bolsita decorada con la fecha de nacimiento y el nombre, y al interior unas semillitas para plantar. Personalmente no me gustan los recuerdos en los que te ponen un sin número de cosas, pues al final solo estorban y uno no sabe que hacer con ellos. Tampoco me gusta eso de la lista de regalos, si alguien quiere hacerlo es libre, y la verdad desde nuestra perspectiva nosotros ya estamos muy contentos de que nos acompañen en estos momentos de dicha. Y cuando quieres hacer un regalo siempre digo que el mejor regalo son los pañales, esos seguro que los vamos a usar y nunca sobran.

En fin, les puedo decir que a dos meses del nacimiento del retoño, yo disfruté muchísimo de las visitas, él por su parte creo que también, mi hija se divirtió como nunca al grado que desde entonces ella solita por ahí de las 8h30 te dice que se quiere ir a su cama a dormir, ¿No es bella la vida?

¿Ustedes cómo hicieron la presentación? ¿Qué opinan de las visitas en el hospital? ¿Y en la casa?

Anuncios

2 pensamientos en “Y el día llegó…dos meses después

    • La verdad que sí, una amiga me lo comentó pues se usa mucho en los países bajos y me pareció súper bien la idea, un día completo lo das para las visitas pero al mismo tiempo también tu lo disfrutas y así tampoco el bebé se estrena tanto con el vaivén de un mundo de gente durantes no se cuanto tiempo!

      Le gusta a 1 persona

¡Muchas gracias por participar y dejar un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s