Piano para un bebé

FullSizeRender

Ahora que se acercan las vacaciones de verano y tendré a mi hija en casa todo el día, tomando en cuenta que ya descubrió las bondades de la tele, quise buscarle alguna actividad, ya saben música, danza, algún deporte, a sabiendas que en esta etapa de su vida es más bien un empujón a su psicomotricidad me pareció hasta divertido que hiciera algún “algo” con otros niños.

La verdad es que en mi pedacito de mundo es difícil encontrar actividades, las hay pero para más grandes y veo como mi hija está ávida de aprender cosas nuevas, me gustaría encontrarle un lugar para ir juntas pero en vista del éxito obtenido me conformo con encontrarle algo.

He buscado lugares tipo Gymboree pero están muy lejos de casa, este tipo de establecimientos son más fáciles de encontrar en Francia y en la parte Flamenca de Bélgica, había también buscado la Yamaha con su método estrellita pero tampoco es opción por estos rumbos. ¿será que solo hay niños en estos lados y por eso en los pueblitos se conforman con…? Quien sabe con qué pero veo que las actividades extra escolares en vacaciones son: Vamos a casa del abuelo, vamos a casa de la tía, tal vez una ida al zoológico, tele, parque y ya. También cabe decir que el sentarse con sus hijos a hacer manualidades o alguna cosa juntos no es opción para todos las familia, los distintos ritmos de vida hacen que en ocasiones la convivencia a ese nivel sea difícil.

El plan “B” es atacar todo lo explotable en Internet y hace las actividades en casa en compañía del hermanito, estaré ocupada un buen rato con Pinterest tratando de buscar actividades para la edad de mis hijos. Mis preferidas son las artísticas pero también optaremos por algo más lúdico, finalmente es para ella no para mi.

El más chiquito es fácil de contentar, acaba de descubrir sus manos así que se entretiene fácilmente con algún objeto, y si este de paso suena ¡qué mejor! Es una maravilla estos niños, no lo digo por que sean los míos, bueno también hay un poco de eso, pero verlos juntos y como descubren el mundo en “su etapa” es divertidísimo.

¿Ustedes que tienen planeado para estas vacaciones?¿Planean actividades con sus hijos en casa?¿Los meten a campos de verano?¿Cuál es su preferido para estas épocas vacacionales?

La fiesta de Hugo y los instantes-tesoros de Bernard Rosemberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Cuando empecé este blog, fue un tanto para atesorar cada de talle de esta nueva vida como mamá y tratar de no perderme de nada con mis hijos.

Las vivencias en casa, fuera de ella y el se vale llorar y reír por cada metida de pata, historia chusca y hasta muestra de amor que te derrite el corazón.

Pero cabe mencionar que una imagen vale más que mil palabras y estas te trasportan hasta el mismísimo momento como si fuera una máquina de tiempo, en ocasiones hasta una podría oler el aire de ese momento.

La fiesta de cumpleaños de Hugo fue un día de esos en los que mi hija se divirtió como nunca, paso del “yo no juego con nadie” al beso de despedida a unos de sus amigos al irse. De llenarse de arena y compartirla un poco adrede un poco por distraída con su hermano y claro en un sábado caluroso de estos que nos regocijan el corazón no podía faltar el jugar con agua y la pesca a los patitos.

Mojarse, correr, reír y gritar de alegría fue tan divertido verlos que uno pudo disfrutar al mismo tiempo con ellos.

Fue un cumpleaños fuera de serie, y para terminar con ello tuvimos la compañía del fotógrafo Bernard Rosenberg , quién tomó esos instantes precisos y los compartió con nosotros. Una imagen más que mil palabras.

_RB_9909n

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

Bernard Rosenberg

El olor a vacaciones

7b11155a53fd70bf5a543ea17c4a9015

Pues y estamos en las vísperas de tan esperados días, mi hija sale de la guardería 3 semanas y más tarde nos iremos a mis tierras otras tres, estas últimas son las tan esperadas vacaciones, que si nos tardamos un año en organizar las siguientes, y estas se van como agua entre las manos pero eso sí, dejando un olor de hogar en las memorias.

Pero bueno, los preparativos, los finales son un paquete con los hijos, y más estando tan pequeños.

El pasaporte, aquí en Bélgica hay que pagarlo por 5 años, pero cada vez que el bebé cambie, hay que sacar una foto y pagar un nuevo pasaporte. ¡Viva los trámites burocráticos! Ya para mi hija con dos años llevamos dos.

La foto del pasaporte del pequeñito, fue un lío, primero le hicimos unas fotos con la fotógrafa del pueblo, pues que esa no, así que fuimos a otro lado donde después de mil sacamos la foto del bebé derechito sin manos de los padres, así como flotando en un limbo blanco, no es ciencia ficción, ¡sí se puede, sí se pudo!

La otra es ver los boletos de avión, ahora somos 4 y eso necesita de un táctica tan avanzada que no cualquier militar de altos mandos podría realizarla, la logística con niños, uno en brazos, bueno dos seguramente, carriola, Mumú y Lotta, maletas, maletas de mano y bueno únicamente cuatro brazos para todo que se vuelven 100….esos son los súper poderes de los padres en acción y claro de una mamá ninja en plena misión.

Ya veremos más tarde lo que meteremos en la maleta, hay que respirar un poco antes de eso que también es otra tarea nada fácil.

Por ahora me permito 5 minutos de soñar despierta con tan añoradas vacaciones, claro que luego regreso a la realidad de sopetón y me pongo a pensar en todo lo que hay que hacer, como por ejemplo, empezar con las mamilas para el bebé, para que en la guardería no le sea tan difícil el cambio de brazos y ritmo cardiaco entre ellos.

Pero no hablemos de cosas tristes, hoy hay que de que festejar, muchos proyectos en puerta, vacaciones que asoman a la ventana y mis retoñitos a mi alrededor todavía.

¿ustedes cómo planean las vacaciones? ¿les es difícil salir con niños? ¿Planean vacaciones de acuerdo a las edades de sus hijos? ¿Qué es lo que más les gusta de esta temporada? ¿Qué es lo que más odian?

Un DIY a su medida

Pues siempre es así, preparamos la actividad perfecta, más ahora con estos días de sol raros por aquí pero muy apreciados, te invitan a pensar en las vacaciones, y como el retoño va a estar tres largas semanas en casa, no quiero que esté frente a la tele todo el día, más ahora que descubrió la película de Monters Inc y es su nueva favorita, ella y yo ¡casi nos hemos aprendido los diálogos!

Por otro lado se acerca el día del padre y hemos planeado algunas manualidades de esas monas que sacan una sonrisa a cualquiera.

Pues bien ¡manos a la obra!

A estas alturas, como su mesa de trabajo es de plástico, decidí poner las pinturas en ella de manera que estuvieran a su alcance, eso de no ensuciar en estos casos no aplica, y después un poco de agua y todo como nuevo.

Para ella es más divertido, puede revolverlas, puede jugar con ellas y la paleta de pinturas es toda la mesa, así que no hay límites….

Utilizando sus manitas que es lo que más le gusta, la idea era poner pintura de colores en ellas y hacer unas impresiones de sus dos palmas bien abiertas para hacer este diseño:

3a009cf78c67075a7ca0ed84fa786c6f

Es uno bastante fácil, pero en este caso únicamente nos sirvió de prueba pues ella misma dio rienda suelta a su creatividad jugando con la pintura en sus manos.

Este tipo de actividades creo que es bastante divertida, ellos lo disfrutan enormemente, veremos que otras opciones hay para el día del padre que en Bélgica se festeja el 14 de junio.

En esta página pueden encontrar muchas otras actividades, les recomiendo darse una vuelta en Fun Hand Print Art.

Lenguaje de signos

Baby signs

La verdad nunca pensé en lo interesante que podía ser esto de la comunicación por signos y utilizar esta herramienta con nuestros hijos.

Fue a raíz de haberme topado con el blog de Ruth que me llamó la atención el lenguaje de signos adecuado a nuestros hijos para una comunicación eficaz.

En realidad ya lo hacemos de manera innata, hay un lenguaje corporal universal o en nuestro chip de madres, que permite que nos entendamos con nuestros hijos, claro que nosotras mamás, tenemos casi súper poderes para eso, pero dentro de todo no está de más saber algunos métodos más conscientes y probados para los mismos fines, sobre todo para que la convivencia sea más fácil y sin tantas pataletas por ambas partes.

En el momento en que podemos entendernos con los pequeños y sobre todo que ellos se hacen entender (un logro más, y eso les encanta), hace que las frustraciones sean menores en este proceso de aprendizaje llamado lenguaje, el mismo que es complicado y en el tiempo que les toma adoptarlo correctamente no siempre es fácil comprenderlos.

En nuestro caso terminamos mostrando un sin fin de objetos hasta dar con el correcto, sacar todas las cosas de la alacena hasta saber que es lo que quiere comer nuestro hijo, vestirse, jugar, leer un cuento….todas estas actividades conllevan a una manera de comunicación, que en ocasiones no llegamos a entender correctamente y si de paso hay cansancio de por medio se traduce en berrinche, incomprensión y un sin saber de dónde viene todo eso ni que hacer.

Lo que propone Ruth en su curso y en su blog es que con una base sencilla de signos (adecuados a nuestra manera de vivir las cosas) y sobre todo que podamos darnos a entender con nuestros hijos, que esta base de signos sean acorde a nuestra cultura, esto es muy importante, que los modifiquemos de manera que sea adaptada para nuestra familia, que sea parte de una rutina, de un estilo de vida y sobre todo paciencia para todos los pasos y procesos.

Nos hablaba de algo básico como el signo de “comer”, que no es lo mismo para un asiático que para un latino, no sirve de nada enseñar un signo que represente las ciencias si nuestro hijo tiene 1 año, en fin mil ejemplos solo para decir que hay que adaptarnos al momento de nuestros niños, tampoco es un estudio estricto, simplemente utilizar este lenguaje como una herramienta, podremos inventar alguno propio, nuestros hijos lo harán seguramente más tarde, todo esto es parte del juego y hay que disfrutarlo.

Les recomiendo ampliamente que se den una vuelta en su blog, y vean los videos, un poco como juego, un poco por aprender una cosa nueva, para mi ha sido un descubrimiento genial para practicar con mis hijos entre risas y aventuras, más allá de la imaginación de esta familia.

¿ustedes qué opinan? ¿implementan algún tipo de lenguaje de signos con sus hijos? ¿Les ha funcionado?

Regresando en mis pasos

a987f367e2875699a8a2a418c5204add

Pues recordarán nuestra búsqueda de la escuela perfecta, ya con la pequeña inscrita había algo que no me encantaba y era la rigidez del director, resulta que por la fecha de nacimiento de mi hija debía de hacer prácticamente dos veces primero de kínder, sin importar sus habilidades, capacidades, ni nada…estoy de acuerdo de que hay un proceso de adaptación y este es muy importante pero de ahí a tener que hacer un año de “adaptación” ya es otra cosa.

Finalmente por cuestiones prácticas y cambios a nivel personal y profesional, nos vimos obligados a buscar otra escuela más cerca de mis rumbos (y no de los de su papá) vivimos juntos no es eso, simplemente que si de trabajos, escuelas, hablamos viajamos por toda la provincia… en fin, para no hacer el cuento tan largo decidimos visitar la “otra” única escuela bilingüe de por aquí, hicimos cita y nos atendieron muy rápido, para nuestra sorpresa y como antecedente nos presentábamos a último momento para conocer los principios y la metodología empleada, la directora (muy amable por cierto) nos regalo media mañana de su tiempo, con toda la paciencia del mundo, nos explicó a detalle como funcionaban, las diferentes clases, las salidas, la guardería, todo lo que se nos iba ocurriendo ella nos explicaba y enseñaba en seguida.

Y bueno ya para el momento temido del “año preparatorio” (como si fuera universidad esto), nos dijo que todo dependía del niño y su rendimiento, que ella no tenía ningún problema con evaluar las capacidades del alumno y en determinado momento pasar directamente a segundo de kínder, pues finalmente pre-maternal y primero de maternal (kínder) era prácticamente lo mismo.

Me gustó la convivialidad, el amor por lo que hacen, las maestras comprometidas (hasta donde pudimos ver), claro que nada está dicho hasta que nuestra hija entre y lo veamos con nuestros propios ojos.

Uno de los detalles de esta escuela es que en cada clase de maternal hay un cuaderno empastado con las fotos de los niños de dicha clase y todas las actividades que van haciendo, ya que (como nos explicaba la directora) a esta edad ellos no platican a detalle lo que hacen en la escuela y es de esta manera como los papás puedes hacerse una idea de un día de clases de su hijo.

En cuanto a la metodología es una mezcla de investigación y Montessori, que me hace pensar un poco a la manera en que yo aprendí en la primaria, todo esto me hizo viajar a esos días cuando me llenaba de ilusión ir por el paquete de útiles para el año que comenzaba, era casi como Navidad, siempre me gustó ese olor de libros nuevos y pinturas de todos tipos para empezar los cursos, ¡Ay! Que días aquellos…viajé al pasado en un santiamén…..espero que ella sienta el mismo amor por la escuela como yo en esos años dorados.

¿Ustedes cómo vivieron los primeros años de escuela? ¿y el de sus hijos? ¿Fue fácil encontrar la escuela perfecta?