¡Nos mudamos!

Mamá Ninja

¡Hola a todos!

Misión: Mamá Ninja se muda a www.misionmamaninja.com, los invito a seguir la página y para quienes quieran tener las alertas en su email, pueden suscribirse en la misma.

¡Gracias, gracias, gracias, millones de gracias!

Gio (Mamá Ninja)

Anuncios

La locura de dos

ella en casa

Me pasa seguido, que después de una noche de zamba por unos cólicos que no terminan por desaparecer; entre micro sueño y micro sueño, que empieza a convertirse en pequeños pestañeos, piense en el día que me espera; armándome de valor decido que cuando el pequeño haga unos de sus “coyotitos” yo haré lo mismo; aunque sea parada y arrullándolo pero hay que cerrar os ojos de vez en cuando, y así una va pasando la noche en el objeto del deseo, que afortunadamente está en esta casa sino, no sabría donde hubiera dormido; bueno probablemente el bebé dormiría en su cama y yo en la mía, pero los hubieras no existen ¿cierto? Y adoro mi bella mecedora que me transporta a millones de años luz dentro de los rincones más cálidos de mi infancia; pero esa es otra historia.

Decía que mientras arrullo, meso, doy de comer, cabalgo en países lejanos, todo eso tratando de dormir al pequeño siempre en brazos ahora, pienso en los probables “sueñitos” que puedo darme durante el día, y es ahí cuando escuchas a las 2h30 de la mañana un pequeño grito seguido de un: Mamáaaaaaa, papáaaaaaa, corres a ver que pasa, después de dejar suavemente al bebé en su cuna (esperando que no se despierte) y lo que te encuentras es una pequeña con fiebre de casi 40 grados y un “se queda en casa” con letras grandes y rojas, uffff que empieza el día. Adiós coyotitos, micro sientas, nano siestas y parpadeos largos de sueño de belleza, ni modo así es esto y que empiece el maratón de termómetro, medicina, buenahija en nuestra cama, buenhijo que se despierta cada 45 minutos y el buenpadre haciendo relevos entre uno y otro.

Ya para la 7 de la mañana todo bajo control con la mayor y un bebé que despierta con todas las pilas recargadas, eso sí, con una mega sonrisa y ojos felices; termino en la cocina con bebé en un brazo, café en la otra mano y babyphone en la bolsa del pijama esperando a que mi hija despierte.

Entre tanto me repito: “no te olvides de avisar a la guardería, no te olvides de avisar a la guardería, no te olvides de avisar a la guardería…”cosa que obviamente te olvidas y recuerdas cuando recibes la llamada de la directora preguntando por la pequeña con voz de ultratumba….pffff era de esperarse…

Aunque hay que reconocer que entre el cansancio del día y el acumulado… con las ojeras ya hasta el piso te entra una energía no se de donde, estás fuerte como un roble, cansada (eso nadie te lo va a quitar por los próximos 20 años o más) pero la energía la traes.

Pasa el día y cuando el papá de los niños llega a la casa, entra de puntitas, con la respiración retenida y unos ojos de: A ver que me encuentro. Y ahí estoy yo con el bebé en brazos, la mayor dormida y plácidamente chismeando en la red.

¿Qué cómo me fue en el día? Ah! Bien, sin problemas, la mayor un poco cansada pero la fiebre fue cediendo a lo largo de la jornada, vimos tele, jugamos, comimos, casi como si fuera un día de vacaciones, nos quedamos también en pijama y pasamos un muy buen día los tres.

Pero ojo que no siempre es así, la enfermedad y los niños en casa, no se llevan bien con los nervios de las madres, ya cansadas, cuestión de paciencia como en todo y para todo, pero al final organizándose una la libra victoriosa y hasta pasa un buen día con ellos.

¿Ustedes como pasan esos días de enfermedad en casa? ¿siempre son complicados? Yo he tenido de todo, ¿Algún tip para estos casos?

Las diferencias entre niña y niño.

Niña y niño

Cuando supe que estaba esperando un niño, pensé en que era mucha la responsabilidad, que había que ser un niño de bien, en pocas palabras no un macho bueno para nada….apenas acababa de pensar esta frase cuando me paré en seco y me dio, me di vergüenza; ¿cómo podía esperar que las personas a mi alrededor, la sociedad, el marketing, etc., no hicieran diferencia entre una niña y un niño si yo misma lo hacía?

¡No! Tengo dos hijos, los cuales procuro, educo, mimo de la misma manera, para que sea niños con todas las posibilidades en sus manos, personas de bien….más que nada niños felices.

Creo que la tendencia es ser más favorable con el niño, me he topado con comentarios como: le haces más caso al niño que a tu hija, lo consientes más, estás más con él, etc., pues tal vez, pero en mi defensa el pequeño tenía apenas unos días de nacido, y no soy de las de dejar a los bebés llorar y que se las arreglen solos por que no está en el horario.

También he visto situaciones en las que los niños de la casa no mueven un dedo, el papá tampoco y la mamá e hijas se desviven por complacerlos. Desafortunadamente es la realidad de muchas familias en pleno siglo XXI.

En casa mi hija juega a la comidita, a la mamá, me imita ahora que ha llegado el bebé, pero al mismo tiempo es fanática de las grúas, tractores y trenes, así que la dejo ser, que juegue y aprenda; creo que gran parte de las ideas preconcebidas son de los adultos, los niños juegan a la casita sin pensar en: “es mi papel de mujer ocuparme de la casa y de los hijos”, juegan a planchar por ver a la mamá o al papá hacerlo sin pensar en: “es el trabajo de mamá planchar y lavar por que es mujer”, lo mismo con un niño en casa; todos esos atributos que damos a esos juguetes sexistas son eso, atributos que nosotros les damos.

En casa la única diferencia que hacemos en cuanto a ellos, son de acuerdo a sus etapas de desarrollo, a mi hijo le cambio el pañal y a mi hija la acompaño al baño, y esto no es por darle prioridad a uno o a otro, simplemente por que es la etapa en la que están en estos momentos.

Me sorprende la manera en la que vamos actuando con nuestros hijos, por ese afán de ser madres perfectas y darles la educación perfecta, creo que a veces dejamos a un lado lo más importante (me incluyo en ocasiones en todo esto): Nuestros hijos; el camino no es fácil y más ahora con tanta información y poca conciliación en casa, pero deberíamos sentarnos, respirar profundamente y ver lo bien que estamos haciendo.

¿Ustedes han vivido diferencias entre niños y niñas? ¿de que manera se organizan en casa? ¿Les han hecho comentarios sobre sus hijos simplemente por ser niño o niña?

Gracias por compartirnos su experiencia 🙂

¡Es mío!

Annallenas.com

El que parte y comparte, se queda con la mejor parte. ¡No, es mío!

Frase célebre de estos días, la pequeña empieza a descubrir su “yo” su “mí” y por supuesto el “mío”.

 

La primera vez que lo dijo, me sorprendió pues no me lo esperaba, fue un: “ño, mi” entre risa y orgullo de madre viendo a su hija crecer, no pude dejar de pensar en cuantas veces le habían dicho: presta el juguete, comparte, no seas envidiosa y como era de esperarse pensé en eso de que la guardería, que hace a nuestros hijos más sociables; esto último lo digo en tono de burla, no pude evitar hacer la referencia.

Primer punto: No creo que sea el mejor momento para mi hija obligarla a compartir, si en este instante apenas descubre su “yo”. Un ejemplo tan simple es el hecho de que yo, ya grandecita no comparto todo, con todos; mi marido es mío y no lo comparto, así de fácil y por decir algo; ¿cómo podría pedirle a mi hija en este momento de su vida que compartiera sus contados tesoros?

Segundo punto: Supuestamente la parte de sociabilidad y en donde podría empezar a compartir algunas cosas empieza a los tres, veremos que pasa en ese momento, mientras tanto hacemos de esto un juego y no una obligación.

Este tema y muchos otros sobre la educación infantil a través de los años, está mucho más desarrollado en el libro de Bésame mucho, de Carlos González por si les interesa echarle un ojo.

Ya hablando de mi experiencia con la pequeñita, en ocasiones le digo que tiene muchos, que ¿por qué no da uno? O le pregunto si me convida de su pastelito, hay veces que tengo suerte y otras (la mayoría) no, pero hay avances; otras tantas simplemente jugamos, yo le digo: oyeeeeeee te comiste toooooooodo y no me dejaste, haciendo los ojos grandes y una sonrisa de por medio, ella se echa a reír y sigue el juego; otras veces si tengo algo en las manos que ella quiere (y yo se que quiere) me dice: es míoooooooooooo, generalmente en juego. Pero también hay muchas otras que comparte lo que tiene en mano a todos los que se le crucen en el camino, incluyendo al hermanito, así que definitivamente no es necesario que le digan a mi hija que comparta.

No se por qué también se hace el hobby de terceras personas querer educar a mis hijos, no hagas esto, no hagas el otro, come, termina, comparte; creo que la educación viene de casa, las reglas y los métodos es historia de dos: Los padres; y aunque me molesta mucho que regañen a mi hija por cosas que ni yo entiendo, he aprendido a darle la vuelta y explicarle a la pequeña, a mi manera y a su manera lo que no está mal pero que parece que sí.

Trato por todos los medios de darles las herramientas que necesitan para que se desarrollen de la manera más libre posible; que sí, hay reglas en casa y hay que obedecerlas pero dentro de todo es una manera al estilo “Bésame mucho”; creo que a partir de que esto quede claro para la pequeñita y personas alrededores, lo demás va a ser obvio y compartir no terminará por ser un problema, simplemente no es su momento y yo lo disfruto con ella.

¿ustedes han tenido reflexiones de terceros para educar y que sus hijos compartan? ¿Les parece importante que a los dos años los niños deban compartir sus tesoros? ¿tiene alguna anécdota que quieran compartir con nosotros?

Muchas gracias por ser parte de este blog.

Con él

1a3a712f2c3e216908c4c61451290f6e

Pues claro que el más pequeñito está hilvanado a mi, una especie de simbiosis que algunos no llegan a comprender pero que es algo maravilloso, de esta etapa, que se va tan rápido.

El bebé de la casa, hasta hace poco le costaba trabajo pasar a otros brazos, algunos contados como el de los abuelos, el papá y uno que otro amigo que llegara en el momento preciso para que él los recibiera con una sonrisa aunque fuera por algunos minutos.

Ahora todo va cambiando, empieza a interactuar con el mundo y le sonríe abiertamente; lo mejor es verlos a ellos dos juntos, aun con esa mirada perdida de amor, su padre lo lleva en brazos de un lado al otro; empezó con el vaivén de la casa para calmar esos odiosos cólicos; parecía que entre los paseos de su papá y los míos llegaríamos a China si seguíamos haciendo el mismo camino; ahora, simplemente es el ir y venir con unas risas ahogadas y torpes mientras abre los ojos enormemente, señal de felicidad infinita, y solo oigo: “¡T-E-R-R-E-M-O-T-O!” mientras lo alza y empieza a sacudirlo ligeramente; esto es divertidísimo parece ser, el bebé así de pequeño, únicamente oyendo las palabras y ya ríe mientras sus cachetes se mueven en todos los sentidos.

En ocasiones los sorprendo en plena contemplación, me encantaría saber lo que piensan, pero en estos casos simplemente los miro en silencio….

El bebé ha crecido enormemente y tan rápido, es así como lo veo cuando andan juntos y juegan, o juegan a que juegan, entre sonrisas, muecas, idas al cielo y de regreso. Cuando se cruzan sus miradas después de un día de trabajo, el pequeñito agita sus piernas y brazos en señal de felicidad extrema, abriendo enormemente sus ojos y reclamando los brazos de su papá; y claro este, feliz y como pavorreal lo alza rápidamente para continuar la operación “Terremoto” una y otra vez seguida de alguna canción y juego intermedio.

A todo esto, la más grande se suma a los juegos con extremo cuidado (generalmente) con el hermanito, así que lo que oigo y veo son pequeños grititos dignos de cada edad (incluyendo al padre) y saltos sorpresivos por toda la casa…

Así pasa una tarde cualquiera con los niños.

¿A qué prefieren jugar sus niños? ¿Tienen algún juego o actividad con cada uno de ustedes? ¿ustedes como terminan el día con ellos antes de poner fin a los juegos?

Solo por unas horas….

fee779d38358338df458e7f7ce7fe8f1

Segundo raund con la guardería, el más chiquito entra y la más grande sale a la escuela grande….No me es más fácil el separarme de ellos, sigo haciendo las mismas pataletas de cuando mi hija entró….pero ni modo, un mal necesario dicen….

Hoy me quedé un rato dentro de la guardería esperando a la asistente para hacer formalmente la inscripción…

Siempre he dicho que un niño necesita los brazos de su madre, punto…pues si hay que trabajar y no nos alcanza la vida para hacer maroma y teatro para tratar de conciliar las dos cosas y supuestamente el lugar ideal es una guardería con personas calificadas para las necesidades de nuestros hijos en sus primeras etapas.

¿A poco no es genial regresar por tu hijo y que la institutriz te diga “Ya se dio la vuelta solito”? en fin como ejemplo miles, no puedo dejar de reír entre dientes un poco por nerviosismo de que se va acercando el día, solo espero que esta vez no sean jornadas interminables…solo eso…y si se vale soñar pues unas 4 horas no más…

4cd4651a1409f97f32886f530798292a

Hace poco leí el libro de Bésame mucho de Carlos Gonzalez, se los recomiendo por cierto. En algún momento hablaba de las guarderías y desmitificaba lo que oímos constantemente, “es mejor para que socialice”, “va a aprender más rápido”, “Le va a costar menos trabajo la escuela”, “vas a tener vida”, “Vas a poder hacer más cosas” y la mejor (que la dejo al último) es la de “así las horas que estés con el van a ser de calidad”….claro es decir que mejor poco tiempo pero de calidad a que mucho y malo…

La realidad es que un niño empieza a socializar después de los 3 años supuestamente, por lo menos mi hija está en una etapa en la que apenas va descubriendo su individualidad, está en su momento “mi” como ella dice y eso de compartir pues depende, no he visto muchos avance entre la socialización y compartir en estos dos años….hablo de manera drástica y sin tonalidades, solo para decir que pues ese no es el tema.

Lo que creo es que con el “muchísimo” tiempo que me puede dejar solo ando contando las horas para ir a recogerla, que cuando ella iba contenta era un punto menos por el cual estar preocupada y que finalmente los pequeños o grandes accidentes fuera de nuestro control siempre serán juzgados con dureza (y no es para menos, es su trabajo).

Me puse a pensar en todo esto ya que como les decía hoy, esperando en la guardería de mi hija, lo que oí fueron los gritos de una de las cuidadoras hacia un niño que lloraba pues se había peleado con otro por un juguete (A Dios gracias no era la mía), y pensé en como apenas empezaba el día para ellos y ya de esa manera. En mi casa nos cansamos por tratar de hacerle entender lo bueno y malo, claro que hay veces que entre una cosa y otra pues no hay diálogo pero que otra le grite, ja! Ya quisiera ver eso en la calle, cualquiera de nosotras se le hubiera aventado….pero hay que mantener la cabeza fría y decir “es por su bien”. Pffff creo que esta segunda vez no me pinta nada fácil.

Después de las vacaciones bien merecidas, llegaremos justo a tiempo, para la adaptación (de la madre) y decirnos un adiós por unas cuantas horas para hacer lo que tengo que hacer y no pensar en otra cosa más que en regresar a casa con ambos a mi lado.

Y ya como última reflexión, viendo como la encargada de los “chiquitos” dejaba su puesto solo para pasearse por la guardería, pues estaban sentados en su sillita y bien portados…(creo que se aburre la señora)….¿por qué si nuestros hijos son lo más preciado que tenemos, los tenemos que dejar en manos de alguien que hizo apenas una formación?….deberían de tener hasta doctorado, ser las personas más cultivadas y aplicar distintas técnicas de “convivio” según las preferencias de los padres ¿no? Finalmente son las bases de estos niños que harán el futuro de esta sociedad.

Pero a cambio de eso oímos “Los niños lloran” y “así debe de ser, un par de días y va a entender que es la hora de dormir” Señora no se preocupe, sus hijos están en buenas manos.

También hay que reconocer que hay maestras totalmente entregadas a su trabajo y eso se refleja en nuestros hijos.

¿Ustedes creen que el sistema de guarderías es el mejor para sus hijos? ¿Han tenido problemas con las guarderías? ¿Tienen guarderías de dónde escoger para adaptarse lo mejor posible a las necesidades de sus hijos? ¿Nos platicarías alguna experiencia?