Cantos de sirenas por la mañana…

Hoy no hay 150 palabras pero para no perder la dinámica de lunes de cuento corto les dejo esta historia de mi baúl de recuerdos.

¡Que la disfruten!

Redcheeksfactory.com

Sin más nostalgia que la dosis perfecta para pasar el día sin depresiones prematuras, la señora Bruni se transformaba en sirena, con aquellos cantos un par de minutos por la mañana, medio día y noche, eran suficientes para disipar los malos espíritus que intentaban estacionarse en el patio….

Una vez acariciada la melodía por todas las aves de la cuadra, podía empezar el día con una buena taza de te y un par de galletas bajas en grasa especiales para la edad que la acompañaba…era así desde el inicio del tiempo como se mostraba; con una media sonrisa preparada para estallar en carcajada a cualquier invitación; era así como los demás la veían simple y alegre; una señorona de buena edad que regaba sus flores y respondía con una mirada burlona y alegre a cada ocasión; sin saber que preparaba sus jornadas para evitar los malos demonios que amenazaban su cuadra y seres queridos, ¿quién lo diría un día?, la buena señora Bruni, que así sin más desapareció dejando un eco de música en su hogar; nadie sabía de donde venía, simplemente aparecía tres veces por día dejando un aire de bondad y dicha en la cuadra…

Anuncios