¿Pequeño o grande?

Grande o Pequeño

Como ya lo sabrán Hervé Tullet es uno de mis autores favoritos para la literatura infantil, es simplemente inigualable, después de abrir un primer libro de él, lo adoptas inmediatamente.

Esta vez llega a nuestra biblioteca “Grande o pequeño” un libro didáctico para los más pequeñitos, con apenas unas cuantas palabras que hace crecer la imaginación de nuestros hijos mientras descubre lo que es grande y lo que es pequeño.

¡Que lo disfruten!

¿Ustedes conocen alguna otra obra de este autor? ¿Cuál es el libro favorito de sus hijos?

Como siempre gracias por participar en este blog.

Mumú

IMG_6324

De orejas largas y con gran sonrisa llegó hace a penas un año a esta casa, tímido y en silencio observaba los pasos de mi hija, no hablaba nuestro idioma, pero captaba cada palabra pronunciada de la pequeñita cual tesoro.

Observaba atentamente los pasos de Lotta, entendía que era la mejor amiga de ella, pero lejos de quitarle el lugar simplemente quería jugar con ellas.

La pequeña poco a poco fue observando con recelo a Mumú, como lo ha bautizado desde el inicio, primero lo dejó dormir con ellas, luego empezó a dejarlo jugar algunas veces, ahora es su cómplice en cualquier travesura y lo procura cual bebé, literalmente, le cambia el pañal con un grito de: “Guacalaaaaaaaaaaaa popó” y sale corriendo a buscar uno nuevo y limpiarle con las toallitas húmedas… claro que después me encuentro los pañales de Mumú en la basura, así que hay que estar al pendiente, así como las toallitas húmedas se las he cambiado por pañuelos desechables.

Se han vuelto incondicionales, en ocasiones se sienta a comer con nosotros a la mesa, o quiere estar dentro del maxi cosi para salir a dar una vuelta en coche, o tal vez si el bebé no está en el box, un momento de juego prefiere brindarle.

Mumú es experto en contar cuentos, jugar a la casita y los monstruos en base a las exigencias de las películas en casa; Sabe todas las lenguas que la pequeña pueda aprender y hasta unas inventadas, el holandés (su lengua materna) ha quedado en segundo plano para dar lugar a unas pláticas interminables con mi hija; Es casi como tener que ir a apagarles la luz del cuarto y pedirles que ya se duerman y que dejen los juegos para otro día; también sabe escalar, brincar y cantar canciones y claro, va con ella a la escuela o a cualquier otro lugar, siempre están juntos.

Es el mejor amigo de mi hija y uno más en esta familia.

¿Sus hijos tiene algún muñeco que los acompañe durante el día? ¿Tienen algún juego preferido? ¿De que manera escogieron un muñeco preferido para acompañarlos?

El reloj de arena (150 palabras)

Manchas, doce, compañía

5076de85a76a0dc1e54fdd8140bd0f10

Si tuviera que explicarlo de alguna manera sería por medio de un reloj de arena, se decía a si misma, las manchas que aparecían como pequeños fantasmitas al pasar de un lado al otro le recordaban la fragilidad de las cosas, ¡era alucinante!.

Su vida estaba dividida en dos fases, ella prefería estar arriba, por supuesto, no había tanto ruido y sobre todo era el momento de descansar de tanto correr por la vida. El viaje lo había hecho ya doce veces, esta vez sería la última, tendría que decidir si quedarse en la compañía número 34 y seguir haciendo infinitas investigaciones de terreno, o bien terminar sus días en alguno de los dos lados, no era fácil la decisión, adoraba lo que hacía, aunque sabía que decidiera cualquier cosa, siempre sería una aventura su vida. Si tan solo tuviera más tiempo….las dos dimensiones eran el lugar perfecto, eso sabía.

Nota:

150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento con ellas ¡de 150 palabras!

Para conocer como nació esta idea de 150 palabras y las reglas, puedes hacer click aquí.

Las películas en casa

7a3cfc4261638e3ab9fbc246365082f9

Pues como era de esperarse la pequeña empieza a tener cierto idilio amoroso con la televisión, a pesar de que durante mucho tiempo no se veía interesada en lo más mínimo, solamente de vez en cuando pedía alguna película la cual me tardaba más en poner que lo que ella se quedaba viendo.

Pero ahora todo ha cambiado, desde que descubrió Monsters Inc. La pide día y noche, es su primer película completa y aunque la ve mientras juega, le da de comer a Mumu (su conejo) o juega con Lotta , pues ya descubrió las bondades de la tele.

Sin entrar en detalles de modelos de educación con un “No a la TV” rotundo, mejor les platico de lo divertido que es ver la película con ella, Mumú y Lotta a su turno se sientan con ella en su “puf” hay veces que los deja solos en el y otras en las que están sentados los tres, depende del momento y hora del día.

Lo divertido es como ve la película, generalmente juega al mismo tiempo, otras veces pone atención como si se tratara de información clasificada y otras, generalmente cuando es tarde o ya se acerca la hora de dormir se acomoda con algún pan en mano y ve la película tranquila.

En esta etapa ya se ríe con los diálogos, a veces a carcajadas y otras entre dientes (o entre chupón), su preferido, o por lo menos para decir su nombre es “Zoski” (Wazowski), a Sulley le dice “montro” (monstruo) y Boo es Boo.

Algunos diálogos ya se los sabe, los dice con sus palabras y se voltea a verte orgullosa de su memoria, también nosotros ya nos hemos aprendido la mayoría de los diálogos y una vez que se los dije se quedó asombrada y se echó a reír, ¿no es bella la vida?

Claro que hay veces que es pon y quita y vuelve a poner la película, el otro día por ejemplo se despertó de sobresalto como a eso de las 4 de la mañana y señalaba el closet seguido de un “mons” “Montro” “mons” para ser sincera a esas horas no carburo y bueno después de un esfuerzo sobrehumano entendí que hablaba de la película, al principio pensé que tenía miedo, le abrí y cerré el closet para que viera que no había nada pero ella seguía con el “Mons” “Montro”, finalmente después de mil entendí que quería ver la película, obvio fue un no rotundo seguido de explicaciones como es tarde, el sol está dormido y tu también tienes que hacerlo….terminó en mi cama con su leche y se acabó el episodio….por si acaso en la mañana le volví a decir que la televisión era solo un ratito, y que en la noche, después de despedirse del Sol (y de todo lo que se ocurra en el camino), se acabaron las películas hasta el otro día.

Esta película de Monsters Inc. Le tengo mucho cariño, ha pasado por mi hermana y todos mis primos, y me acuerdo que la primera vez que la vi fue con mi prima de 3-4 años en ese momento y yo estaba atacada de la risa, mi prima con los ojos bien abiertos no sabía que pasaba, era algo así como ¿nunca la habías visto? Seguido de un “soy un moculoooooooo” “moculooooooo” (monstruo) entre risas…

¿ustedes tienen una favorita? ¿sus hijos ven poca o mucha televisión?¿Creen que es mejor que no vean o tengan acceso a la televisión?

Solo por unas horas….

fee779d38358338df458e7f7ce7fe8f1

Segundo raund con la guardería, el más chiquito entra y la más grande sale a la escuela grande….No me es más fácil el separarme de ellos, sigo haciendo las mismas pataletas de cuando mi hija entró….pero ni modo, un mal necesario dicen….

Hoy me quedé un rato dentro de la guardería esperando a la asistente para hacer formalmente la inscripción…

Siempre he dicho que un niño necesita los brazos de su madre, punto…pues si hay que trabajar y no nos alcanza la vida para hacer maroma y teatro para tratar de conciliar las dos cosas y supuestamente el lugar ideal es una guardería con personas calificadas para las necesidades de nuestros hijos en sus primeras etapas.

¿A poco no es genial regresar por tu hijo y que la institutriz te diga “Ya se dio la vuelta solito”? en fin como ejemplo miles, no puedo dejar de reír entre dientes un poco por nerviosismo de que se va acercando el día, solo espero que esta vez no sean jornadas interminables…solo eso…y si se vale soñar pues unas 4 horas no más…

4cd4651a1409f97f32886f530798292a

Hace poco leí el libro de Bésame mucho de Carlos Gonzalez, se los recomiendo por cierto. En algún momento hablaba de las guarderías y desmitificaba lo que oímos constantemente, “es mejor para que socialice”, “va a aprender más rápido”, “Le va a costar menos trabajo la escuela”, “vas a tener vida”, “Vas a poder hacer más cosas” y la mejor (que la dejo al último) es la de “así las horas que estés con el van a ser de calidad”….claro es decir que mejor poco tiempo pero de calidad a que mucho y malo…

La realidad es que un niño empieza a socializar después de los 3 años supuestamente, por lo menos mi hija está en una etapa en la que apenas va descubriendo su individualidad, está en su momento “mi” como ella dice y eso de compartir pues depende, no he visto muchos avance entre la socialización y compartir en estos dos años….hablo de manera drástica y sin tonalidades, solo para decir que pues ese no es el tema.

Lo que creo es que con el “muchísimo” tiempo que me puede dejar solo ando contando las horas para ir a recogerla, que cuando ella iba contenta era un punto menos por el cual estar preocupada y que finalmente los pequeños o grandes accidentes fuera de nuestro control siempre serán juzgados con dureza (y no es para menos, es su trabajo).

Me puse a pensar en todo esto ya que como les decía hoy, esperando en la guardería de mi hija, lo que oí fueron los gritos de una de las cuidadoras hacia un niño que lloraba pues se había peleado con otro por un juguete (A Dios gracias no era la mía), y pensé en como apenas empezaba el día para ellos y ya de esa manera. En mi casa nos cansamos por tratar de hacerle entender lo bueno y malo, claro que hay veces que entre una cosa y otra pues no hay diálogo pero que otra le grite, ja! Ya quisiera ver eso en la calle, cualquiera de nosotras se le hubiera aventado….pero hay que mantener la cabeza fría y decir “es por su bien”. Pffff creo que esta segunda vez no me pinta nada fácil.

Después de las vacaciones bien merecidas, llegaremos justo a tiempo, para la adaptación (de la madre) y decirnos un adiós por unas cuantas horas para hacer lo que tengo que hacer y no pensar en otra cosa más que en regresar a casa con ambos a mi lado.

Y ya como última reflexión, viendo como la encargada de los “chiquitos” dejaba su puesto solo para pasearse por la guardería, pues estaban sentados en su sillita y bien portados…(creo que se aburre la señora)….¿por qué si nuestros hijos son lo más preciado que tenemos, los tenemos que dejar en manos de alguien que hizo apenas una formación?….deberían de tener hasta doctorado, ser las personas más cultivadas y aplicar distintas técnicas de “convivio” según las preferencias de los padres ¿no? Finalmente son las bases de estos niños que harán el futuro de esta sociedad.

Pero a cambio de eso oímos “Los niños lloran” y “así debe de ser, un par de días y va a entender que es la hora de dormir” Señora no se preocupe, sus hijos están en buenas manos.

También hay que reconocer que hay maestras totalmente entregadas a su trabajo y eso se refleja en nuestros hijos.

¿Ustedes creen que el sistema de guarderías es el mejor para sus hijos? ¿Han tenido problemas con las guarderías? ¿Tienen guarderías de dónde escoger para adaptarse lo mejor posible a las necesidades de sus hijos? ¿Nos platicarías alguna experiencia?

El cuento

Nombre, igual, distinto (150 palabras)

f7bdd0fbb8f6ecdd134d7a85604389e5

¿Cuál es tu nombre? Me llamo abuela, la pequeña reía sin para cuando la anciana jugaba así con ella.

No! Decía la niña entre risas, cuál es tu verdadero nombre? Es abuela, la bella anciana repetía entre risas un poco más tímidas.

Seguían entre juegos para entonces contarle una historia, breve historia de caperucita roja, alguna palabras más, alguna menos pero siempre igual en esencia, noche tras noche antes de dormir.

Con el pasar del tiempo, aunque era un cita a la que las dos acudían pasara lo que pasara, pues el mundo se detenía ante ellas, se abría el cielo, se transportaban con cada palabra contada de la abuela.

No era necesario decir gran cosa, ese momento era único para ellas y aunque no cambiara con los años, un día pasó, el cuento era distinto, algo había cambiado, otro cuento…sería la última historia de la abuela antes de dormir.

Nota:

150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento con ellas ¡de 150 palabras!

Para conocer como nació esta idea de 150 palabras y las reglas, puedes hacer click aquí.