Un equipo de fútbol

c25cff2464cefee6cdb6cf003af957d6

Famosas palabras cuando a penas hablábamos de tener familia, ya saben eso de pensar en una familia grande, numerosa, niños en escalerita, una mesa de comedor siempre llena…Suena romántico ¿no?

La realidad, pues no es fácil, simplemente hay saber meter una mesa grande en la casa, con sillas y todo lo que conlleva, por empezar desde lo más práctico, ya ni hablar de pañales, mamilas, juguetes, ropa, escuela, guardería y sobre todo TIEMPO.

Cuando supimos que estaba embarazada, éramos los casi papás más felices del planeta, durante los meses del embarazo, tratamos de cuidar cada detalle para la llegada de nuestra primogénita, nos fuimos desde lo más básico hasta lo más complicado, ya saben eso de papás primerizos y el marketing de por medio, leímos muchos libros al respecto, y la idea que teníamos (casi perfecta) de la llegada de nuestra bebita pues nos hacía simplemente soñar y suspirar en intervalos….toda una melodía salía de esos ensueños en plena vida ajetreada.

A finales del embarazo, ya con los “pequeños” malestares que una puede presentar, nueve meses se hacía ya mucho, la espera desespera como dicen…..pero ya el día, “El Día esperado” ¡uy! Recuerdo que en un momento de pánico dije: una y ya, y solo por que no me queda de otra, claro estaba ya en trabajo de parto después de muchas, muchas, muchísimas horas….Al final cuando ella abrió los ojos y nos miró, olvidé todo por un momento, simplemente nuestras vidas habían cambiado….

Y ahora con el paso del tiempo puedo decir que, tener hijos, por lo menos uno te cambia por completo, la vida no es rosa pero te llena de satisfacciones, ahora con la próxima llegada del segundo, ya hay más de donde agarrarse y sabemos que el camino tampoco es fácil pero sobre todo que está lleno de pequeños logros en todos los sentidos, hablando de nosotros como padres.

A unos cuantos años de hablar sobre el equipo de futbol, si me volvieran a preguntar si aún quisiera uno, diría que sí, tal vez no el equipo completo pero si varios niños en casa… creo que el problema no es el tener muchos hijos sino es una cuestión de calidad de infancia, tiempo, vida y como padres, en un mundo perfecto lo haría sin miramientos, en nuestra vida actual, mmmmm…. Veremos con el segundo, como nos va y en un par de años haremos un recuento de los daños hechos, para ver que nos depara el destino.

0b73ead16b187ef260942163cf650c83

¿Para ustedes cuál es número perfecto de hijos? ¿Cuál es su experiencia como padres? ¿Ustedes prefieren familia grande o pequeña? ¿Tienen apoyo por parte del estado?

Anuncios