Amanecí Danzando

En lo que reanudamos 150 palabras les comparto un pequeños cuento corto del baúl de los recuerdos.

Allyson Adeney

¿Y cómo es eso? Alguien pregunta…..

Sin palabras, sin risas, sin lágrimas en los ojos, sin aliento, sin sentimientos, sin dramas ni arrebatos…..simplemente danzando.

Danzando al amanecer, danzando al medio día, al atardecer que se adormece, al anochecer con su último suspiro, en medio de la noche con un canto triste y uno alegre, danzando y danzando……siguiendo las vueltas de una melodía confundida, dejándote llevar……

¿Y por qué? Por las alegrías, por las tristezas, por los desengaños y engaños, danzando por los amigos, la familia, los árboles y las flores….no existe un porque, simplemente sigo danzando….es un baile continuo…… con un ritmo incontrolable….es así….

¿Y quién danza? Alguien pregunta…..

Danzo yo, tu, nosotros y todos en estos tiempos y los pasados….una cadencia única e interminable y hasta casi contagiosa…..

¿Tú cómo bailas? Otro pregunta…

Yo bailo ayer, yo bailo hoy, yo bailo en sueños, yo bailo la risa, la nostalgia, la alegría…..yo bailo simplemente, es así….esta es la vida ¿o no?…….yo bailo azul.

¿Y por qué lo haces? sigue preguntando….

Porque la vida es bailar y volar al mismo tiempo…digo en un murmullo siguiendo las vueltas…..

Anuncios

Con él

1a3a712f2c3e216908c4c61451290f6e

Pues claro que el más pequeñito está hilvanado a mi, una especie de simbiosis que algunos no llegan a comprender pero que es algo maravilloso, de esta etapa, que se va tan rápido.

El bebé de la casa, hasta hace poco le costaba trabajo pasar a otros brazos, algunos contados como el de los abuelos, el papá y uno que otro amigo que llegara en el momento preciso para que él los recibiera con una sonrisa aunque fuera por algunos minutos.

Ahora todo va cambiando, empieza a interactuar con el mundo y le sonríe abiertamente; lo mejor es verlos a ellos dos juntos, aun con esa mirada perdida de amor, su padre lo lleva en brazos de un lado al otro; empezó con el vaivén de la casa para calmar esos odiosos cólicos; parecía que entre los paseos de su papá y los míos llegaríamos a China si seguíamos haciendo el mismo camino; ahora, simplemente es el ir y venir con unas risas ahogadas y torpes mientras abre los ojos enormemente, señal de felicidad infinita, y solo oigo: “¡T-E-R-R-E-M-O-T-O!” mientras lo alza y empieza a sacudirlo ligeramente; esto es divertidísimo parece ser, el bebé así de pequeño, únicamente oyendo las palabras y ya ríe mientras sus cachetes se mueven en todos los sentidos.

En ocasiones los sorprendo en plena contemplación, me encantaría saber lo que piensan, pero en estos casos simplemente los miro en silencio….

El bebé ha crecido enormemente y tan rápido, es así como lo veo cuando andan juntos y juegan, o juegan a que juegan, entre sonrisas, muecas, idas al cielo y de regreso. Cuando se cruzan sus miradas después de un día de trabajo, el pequeñito agita sus piernas y brazos en señal de felicidad extrema, abriendo enormemente sus ojos y reclamando los brazos de su papá; y claro este, feliz y como pavorreal lo alza rápidamente para continuar la operación “Terremoto” una y otra vez seguida de alguna canción y juego intermedio.

A todo esto, la más grande se suma a los juegos con extremo cuidado (generalmente) con el hermanito, así que lo que oigo y veo son pequeños grititos dignos de cada edad (incluyendo al padre) y saltos sorpresivos por toda la casa…

Así pasa una tarde cualquiera con los niños.

¿A qué prefieren jugar sus niños? ¿Tienen algún juego o actividad con cada uno de ustedes? ¿ustedes como terminan el día con ellos antes de poner fin a los juegos?

La Teje-Historias (150 palabras)

Hilos, leña, contar

3a95f2243ef7cc2c6f456df7a7c6233b

La cita era todos los sábados al caer el Sol, era una cosa maravillosa, por lo menos una vez en la vida había que ver a la anciana “Teje-historias”. Todo dependía de la prenda que hiciera y sobre todo de los hilos que traía, eran las piezas clave para toda la aventura.

Primero alineaba los hilos, separaba los colores, chupaba su dedo y lo ponía al aire para ver el sentido del viento, se quedaba pensando unos instantes y luego con una sonrisa que le daba la vuelta a la cara ponía la leña para lanzar el fuego, pero ese fuego no era cualquier cosa ya que de él aparecerían las imágenes de la historia conforme la anciana iba tejiendo. Contar la historia era breve, a veces más largas, pero lo mejor de todo, es que en ocasiones dependiendo de la noche y sus estrellas podías entrar a la historia….

Nota:

150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento con ellas ¡de 150 palabras!

Para conocer como nació esta idea de 150 palabras y las reglas, puedes hacer click aquí.

El mercado (150 palabras)

Ventanilla, bolsa, collar

ce5c3f7055610504d53995a6193b75d9

Mariana tenía una rutina los sábados, era sagrada, levantarse, ir con su papá a comprar el pan, ir al mercado y comprar alguna chuchería para mostrársela a mamá triunfante de su salida.

Pero ese sábado sería diferente, recorrieron el mercado como de costumbre, pero tenía una sensación como de maripositas en el estómago, caminando por los pasillos se topó con un puesto que tenía una ventanilla de colores, se asomó llena de curiosidad y lo que vio fue un espectáculo de peces de colores.

Dando saltitos de felicidad, escogió uno y el señor lo puso en una bolsa y ella la tomó como un si fuera un trofeo….llegando a la casa le enseñó a su mamá el pez y corriendo fue a su cuarto a ponerlo en un lugar más seguro, apenas este tocó el agua cristalina de la pecera se convirtieron en una pequeñísima sirena con collar de perlas.

Nota:

150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento con ellas ¡de 150 palabras!

Para conocer como nació esta idea de 150 palabras y las reglas, puedes hacer click aquí.

document.write(”);

Una mirada al infinito (150 palabras)

Naranja, canicas, fugaz

2e13dae3a6df9604ae4f68b30771dcbc

Miguel no recordaba desde hacía cuanto le habían regalado el telescopio, pero lo que sí sabía era que había sido un súper regalo, aunque era de esos viejos artefactos, tenía varios botones que quién sabe para que funcionaban, y desde hacía un par de días, podía viajar en el espacio, no sabía exactamente si era sueño o realidad pero le encantaba….

Al principio, tímidamente veía por una rendija, era genial ver un planeta del color de una naranja que giraba y a su paso dejaba una estela del mismo color….luego si ponías atención se veían a lo lejos unas canicas de colores que no era otra cosa más que más planetas o estrellas que se reunían como si fuera una tertulia, pero lo mejor de todo era quedarse quieto, aguantar la respiración hacer un deseo y mirar perplejos la belleza de una estrella fugaz

Nota:

150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento con ellas ¡de 150 palabras!

Para conocer como nació esta idea de 150 palabras y las reglas, puedes hacer click aquí.

Llegaron los Reyes con múltiples sorpresas

reyes magos

Ahora si, pasaron las festividades, en un suspiro, eso sí, hoy fue una mañana llena de sorpresas, la primera para mi, ¡ja! Nuevo cuarto para la pequeñita, explicación del nuevo hermano en camino, más en forma con dos cuartos ya listos, y una noche larga y sin interrupciones de sueño, yajuuuuuuuuua! Aunque no hay que decirlo muy alto para que siga así todas las siguientes noches….así que shhhhhhhh….

La llegada de los reyes fue todo un acontecimiento, con la app que Bebes y más nos dio a conocer (aunque debí poner un poco más de sonido)
, fue genial, tanto para la nena como para sus padres, creo que, si bien no son tradiciones de mi marido, lo disfrutó tanto como mi hija, que ella al mismo tiempo con sus 21 meses de batería interminable, quedó fascinada, su expresión con una enorme “O” en sus labios seguido de una exclamación de alegría con sus ojitos llenos de chispitas y bien abiertos, no sé que tanto se de cuenta y la idea de que llegan tres Reyes Magos a dejar regalos y comer galletas…Que lindo es soñar como cuando nosotros esperábamos la hora de su llegada con emoción. Recuerdo como el olor de la magia se impregnaba en estas fiestas, que días aquellos y bueno, ahora formando los primeros recuerdos de la peque y del papá, por supuesto.

Sin más, les deseo un muy feliz día que empieza bien, con una gran sonrisa multicolor a todo lo que da.